Complutense University Library

Mal, religión y saber: una lucha relacional-integral frente a una realidad ambivalente

Gil Ibáñez, Alberto J. (2011) Mal, religión y saber: una lucha relacional-integral frente a una realidad ambivalente. [Thesis]

[img]
Preview
PDF
1MB
View download statistics for this eprint

==>>> Export to other formats

Abstract

Existe una necesidad permanente de preguntarnos por el ser y el sentido del mal y por cómo los seres humanos podemos hacerle frente. Este estudio sostiene que el mal tiene un contenido real (al menos tanto como el resto de las cosas), que es un algo-alguien que puede ser definido en torno al exceso, al sufrimiento extremo, al conocimiento falso y engañoso y a la intención cruel. Cabe hablar de mal en sentido objetivo cuando se da un exceso (devastador) tanto cuantitativo como cualitativo, y de mal moral cuando se produce un sufrimiento potencialmente excesivo y difícil de comprender. El mal (entendido también como sinónimo de caos, violencia y conflicto) es previo a la aparición del ser humano (aunque éste no le es enteramente ajeno), lo que se demuestra, por ejemplo, en la innecesaria y excesiva crueldad que tiene lugar en el reino animal o en el propio Universo. Por tanto, si se parte de la existencia de Dios debe aceptarse que éste incluye no sólo al bien sino también al mal. Lo contrario sólo puede ser defendido por razones de necesidad psicológica del ser humano, pero no por requisitos inherentes a la esencia de lo divino. Esta conclusión se deriva asimismo del estudio de los textos religiosos, tanto en el ámbito judeo-cristiano (Génesis, Job, Apocalipsis, Enoch y Qumrán), como en otras culturas (Zoroastrismo, Ugarit, Enuma Elish, Hesíodo) o el propio misticismo. Para los no-creyentes la misma conclusión puede ser aceptada sustituyendo el término Dios por el de una “realidad misteriosa y ambivalente que constituye un sistema ordenado complejo”. Una vez aceptada la existencia del mal debe renunciarse asimismo a la “tentación” de justificarlo que nos llevaría a ser sus cómplices. La única opción “moral” para el ser humano es plantarle cara, si bien la lucha no se libra de la ambivalencia que caracteriza a algunas de las armas más recurrentes, como la esperanza o la posibilidad de emplear al propio mal (y no sólo el bien) contra el mal bajo determinadas condiciones. En todo caso, la principal herramienta para la lucha contra el mal es una razón ampliada, abierta a lo supranacional o a-racional, aplicada a un saber relacional-integral donde la religión, la filosofía, la ciencia y los estudios de la mente aprenden a trabajar de forma conjunta, una vez aceptado que su principal (y común) objetivo es hacer frente al mal. Este enfoque resulta más eficaz si se acude a las ramas del saber que combinan profundización con experimentación (mística, metafísica, cuántica y psicología).

[ABSTRACT]
“There is a permanent need for asking what is evil, whether it exists or not and how can human beings handle with it. This study argues that evil has a real content (something-someone) and that it can be defined around the following elements: excess and extreme intensity, suffering, false and tricky knowledge (trickster is called also the devil) , and cruel intention. We can speak on objective (destructive) evil when there is quantitative or qualitative excess and on moral evil when there is an excessive suffering than can be hardly understood. As to origin, evil (as chaos, violence and conflict) is previous to mankind, as it is shown in the unnecessary and excessive cruelty that takes place among animals or at the universe. Therefore if we accept the existence of God it must be also accepted that such a God includes evil and not only goodness. The opposite only can be supported in terms of a psychological need of human beings but not in terms of requirements of divine essence. This conclusion derives from the study of the Bible (Genesis, Book of Job, Revelation), Enoch and Qumran, Hesiod, Zoroaster, Ugarit, Enuma Elish and mysticism. For those non-believers the term God can translated by “a mysterious and ambivalent reality that constitutes a complex and ordered system”. In fact, human being, God, reality, and therefore also evil, are characterized by ambivalence. Therefore, human beings must accept evil’s existence and renounce to justify it as a precondition to face it. Some of the arms-tools to fight against evil (i.e. Hope) are also ambivalent, and even evil can use against evil with some conditions. Nevertheless, the main tool to fight evil in such a context is a new kind of amplified reason applied to a relating and integrating approach to wisdom-knowledge where religion, philosophy, psychology and science can work together. This approach can be more successful when we take the branches of knowledge that combine deepening with experimenting”.


Item Type:Thesis
Additional Information:

Tesis de la Universidad Complutense de Madrid, Instituto Universitario de Ciencias de las Religiones, leída el 07-07-2010.
Si desea contactar con el autor puede hacerlo a través de su correo electrónico: agiba_ue@yahoo.es

Directors:
DirectorsDirector email
Trebolle Barrera, Julio
Fernández del Riesgo, Manuel
Uncontrolled Keywords:Pecado, Religión, Mal, Saber. Sin, evil, religion and wisdom
Subjects:Social sciences > Sociology > Religion
Humanities > Philology > Hebrew and Aramaic philology
ID Code:11963
Deposited On:10 Jan 2011 15:02
Last Modified:06 Feb 2014 09:14

Repository Staff Only: item control page